ENTREVISTA A PITO ABREU 14/10/2014

Tomado de HUFFPOST VOCES

Roberto Lamelo

Periodista

José Abreu: “Cienfuegos siempre va a tener en José Dariel Abreu al Elefante Mayor”

Publicado: 13/10/2014 17:40 EDT

A Aramís, sin cuya ayuda hubiese sido imposible esta entrevista.
A Julito, a Luis… a Omar.

La labor de José Abreu en Grandes Ligas justifica, y con creces, las 276 millas que viajé desde la ciudad de Miami hasta Tampa, para conversar con él; ¿entrevistarlo? … Tal como una vez – recién llegado él a los Estados Unidos- me había prometido haríamos una vez que avanzara el campeonato. Llegué bajo lluvia. Apenas sin dormir. La noche anterior el concierto del grupo cubano Buena Fe había ocupado mi madrugada.

Pito Abreu llegó y ha impresionado

Pito Abreu llegó y ha impresionado

Yo había escrito ya dos artículos sobre él. Sin pedirle permiso. Atrevido como siempre he sido. Nunca – ni aquella vez que lo vi en el estadio de la 92Ave y la 43th Ct del Southwest, ni ahora en el túnel de vestuario del Tropicana Field, en Tampa – le he preguntado si él los leyó. La verdad es que pienso que sí, que lo hizo, o que no, pero que en todo caso, él desde su modestia inmensa, y yo desde la mía, que compite sin dudas con la de él, jamás hablaremos de esos dos primeros trabajos. Incluso existe un tercero, pero que más bien fue una respuesta a un desafortunado artículo escrito por un desafortunado periodista, no algo que naciera propiamente de mi.

o-JOSE-ABREU-570

Y fui, por suerte, acompañado de Aramis, autorizado por él, Pito, y por Julito – su representante – con la idea de no molestarle mucho; hacerle dos o tres preguntas y un video corto. La realidad fue bien distinta. Pito, no escatimó minutos para conversar con nosotros. Tal parecía no querer irse; y yo sentía que le entorpecía sus horas de sueño.

Dicen que García Márquez desconfiaba de las grabadoras a la hora de las entrevistas. Y así fui yo, pensando que las tres respuestas que me daría José Dariel, podía yo perfectamente almacenarlas en el disco duro de mi cabeza. La suerte fue que yo la había llevado – la grabadora – por si las moscas; y que él nunca dijo: ME TENGO QUE IR. Por eso tuve que echarla a andar; porque Pito nos dedicó más que quince minutos. Incluso, me dedicó un apodo. Ahora Pito, no se por qué, me dice “El Gallo”.

Y así nació este diálogo. De la promesa que le había hecho a él, y a Julio, de que sería algo informal. Yo no le preguntaría directamente las cosas. Ni siquiera extendería mi brazo hacia él grabadora en mano. No quería que se sintiera tenso. Que me diera respuestas cortas. Yo quería conversar primero, y encender la grabadora – de ser necesario – después. Por suerte, Aramis, fue ese complemento, porque Aramís lo conoce hace tiempo, y yo quería una entrevista en la cual “lo personal” saliera a flote por encima de todas las demás cosas.

Esta, se sabe, es la primera “entrevista” que José Dariel Abreu le da a un medio digital cubano. Es la primera vez que, tras su salida de Cuba, habla con un “periodista” cienfueguero. En fin, esta vez, me siento como si trabajara en ESPN, Fox, CBS. A veces hasta personas “simples” como yo, tenemos estos arrebatos de locura.

LOS NUMEROS DE PITO ABREU

Hablemos de algunos de los pitchers que ha enfrentado. Mencionemos algunos de los mejores. A Josh Beckett le batea para 500 (2-1) A Clayton Kershaw le batea de 3-1 (jonrón con dos impulsadas) A Hiroki Kuroda le batea de 3-2 con 1 impulsada. A Lester Jon le batea de 6-3 con 1 impulsada. A Max Scherzer le batea de 17-5 1 doble, 4 hits y una impulsada. A Justin Verlander le batea de 12-7 con par de jonrones y dos impulsadas.

Ha sido seleccionado tres veces novato del mes (Abril, Junio y Julio) y dos veces mejor jugador del mes (Abril y Julio)

En el momento de la entrevista, sábado 20 de septiembre de 2014, había comparecido 537 veces al cajón de bateo en 140 juegos. Tenía 78 anotadas, 171 hits, 315 total de bases recorridas, 35 dobles, 2 triples, 35 jonrones, 105 impulsadas, 318 ave, OBP de 384, Slugging de 587 y OPS de 971.

En Abril bateó para 261 ave, con 10 jonrones y 31 impulsadas. En Mayo, mes que estuvo lesionado 15 dias, bateó para 241 con 5 jonrones y 10 impulsadas. En Junio compiló 313, con 10 hrs y 22 impulsadas. En Julio bateó para 374 con 6 jonrones y 19 impulsadas. En Agosto lo hizo para 376, con 2 jonrones y 16 impulsadas. En Septiembre lo está haciendo para 308 con 2 jonrones y 6 impulsadas.

Como 3er bate – puesto en la alineación que más ha asumido – batea para 324 con 23 jonrones y 82 impulsadas. Como 4to bate batea para 303 con 12 jonrones y 23 impulsadas. Abriendo inning lo hace para 345 con 6 dobles y 9 jonrones. En el 1er inning batea para 349 con 11 hrs y 28 impulsadas. Con bases limpias batea para 319 y con corredores en base 517. Versus zurdos batea pàra 354 y versus derechos 307. Sin outs batea para 341. Con un out, 304 y con 2 outs 312.

Antes del Juego de las Estrellas bateaba para 292 y después 358.

Es, 4to en jonrones, 4to impulsadas, 7mo en OBP. Lider en slugging y 2do en OPS.

Con estos números… el MVP está en la mirilla. ¿No crees?

Hay que esperar. Si viene bien, si no… el MVP no lo selecciono yo.

Te hago entonces una pregunta casi obligada y “más cercana” Esto es algo que depende “completamente” de ti. ¿Qué está pasando con los jonrones? ¿Se están perdiendo? La gente quiere que llegues a 40 jonrones.

No, no. no… 40 no creo. Me quedan muy pocos juegos y realmente, siendo objetivos es muy difícil. Ha sido un campeonato muy largo y ya me siento el rigor. Ya pasé las 100 impulsadas. Ahora tengo como meta inmediata, mantenerme por encima de los 300 de promedio. ya pasé los 30 jonrones, los 30 dobles… ha sido dificil.

¿Tú hablando de números? En las entrevistas anteriores has dicho “yo no miro los números”

(Sonríe) Yo si los miro, y lo busco,… o sea, miro las opciones que tengo. Me fajo por eso, por dar hits, por impulsar; y yo me propuse quedar por encima de 300. Trabajé para eso y gracias a Dios, ya estamos donde estamos y espero mantenerme; pero también se hace difícil lograr buenos números en un equipo que no tiene ya aspiraciones por seguir compitiendo. Pero quiero mantenerme. Es lo que quiero y es lo que Dios me está permitiendo, porque créanme, sin Él, nada fuera posible.

A pesar de eso, he tenido partidos que quisiera olvidar, pero la verdad es que a veces me siento tan cansado, que pienso que no puedo más. Ahora mismo, siento una ligera molestia en la espalda. Ellos lo saben y cuando me preguntan ¿quieres jugar? yo siempre digo que sí, que quiero jugar, que quiero ayudar a mi equipo. Ya hemos pasado el límite. Son más de 140 juegos “encima del lomo” que yo jamás los había jugado. Yo creo que el público está satisfecho con lo que he hecho.

Hablemos entonces del público de Chicago… comparémoslo con el público de Cienfuegos. ¿Extrañas aquel grito unánime y ensordecedor que bajaba de las tribunas del Cinco de Septiembre cada vez que venías a batear: PITO, PITO, PITO?

Yo todavía quiero mi tierra, y en muchas ocasiones recuerdo eso que tú me dices, pero aquí todo es diferente. Esa es la verdad. Todo es diferente. No podemos comparar el público de Chicago con ningún otro público.

Iday Abreu. Llegabas al banco, tras dar un jonrón y lo besabas como si fuera tu padre. Tenemos un mensaje de él para ti. “Dile a Pito, que cada vez que da un batazo yo me pongo muy alegre y que lo voy a llevar siempre en mi corazón y que sigue siendo el mío. “

Iday Abreu es mi padre. Yo siempre lo he dicho aquí y donde quiera que me pare lo digo: que gracias a ese hombre yo sé todo lo que se. Su labor conmigo era de todos los días. Todos los días yo aprendía algo con él. Yo nunca olvido su rostro, cada vez que teníamos una reunión al otro día para analizar lo que habíamos hecho mal en el partido anterior. Se ponía duro. A mí se me caía la cara de la vergüenza. Allá en Cuba, siempre estaba encima de mí, preguntándome que hacía,… Me llamaba constantemente por teléfono; y a veces yo por joderlo le decía: “oye tú no eres mi papá” y él serio me respondía: “¡oye c… yo soy tu papá y qué!

Jugamos cinco Series Nacionales. Desde que yo tenía 20 años Iday fue mi entrenador. Yo todavía no estaba en el equipo nacional. El primer año que me dirigió di 19 jonrones en el 2do año di más de 30. En el 3ro también.

Lo sacaron del equipo. Según trascendió “tras bambalinas” por deficiente trabajo político ideológico con los atletas. Absurdo. Su misión era formar peloteros, no “soldados”

Iday Abreu es un hombre de béisbol. Una enciclopedia del béisbol. Un hombre que sabe mucho de béisbol. Eso es lo de él. El béisbol. No otra cosa.

Pero te conoce muy bien. Al principio, o sea, una vez que te firmaron, alguien le dijo que tú no darías más de 20 jonrones. Iday respondió: “Si allá no la tiran por debajo de la tierra, o no la tiran por arriba de la Luna, y él juega más de cien juegos, va a dar más de treinta jonrones.

Ya te dije, es mi padre. Me conoce y sabe de béisbol.

Bueno, ese más o menos era el criterio de algunos scouts. Que batearías 265 de promedio y darías máximo, unos 25 jonrones. Que tenías la velocidad del swing lenta, y que no sabías responder bien a las bolas pegadas. Un criterio algo negativo…

La realidad es muy distinta. Uno se adapta a muchas cosas. Y ahí entran factores a jugar que impulsan a uno a tener mejores resultados. Yo, en lo personal, trabajé fuerte sobre cada deficiencia. Todo el mundo habla, critica, opina. Sucede lo mismo que con Rusney Castillo. A Rusney le están sacando la tira del pellejo, y yo digo: “dejen al muchacho jugar tranquilo”

Hablan del dinero… ese dinero no lo pagan Uds. (se refiere a los que comentan) ¿Qué van a resolver Uds. con hablar esas cosas? Porque en resumidas cuentas el dinero se lo van a dar a él no a ti. Yo entiendo, claro, que la prensa, en ocasiones tiene que trabajar de alguna forma, encontrar algunos motivos para hacer su trabajo, pero no destruyan a nadie, porque créanme, hay un señor allá arriba que todo lo ve. Entonces… ¿para qué tanto ruido? Ahora está el tema de Yasmany Tomás. Que si le van a dar cien millones. que si más que si menos. Es una discusión entre los mismos cubanos. ¿Cómo cien millones si no batea la curva? Deje que le den lo que quieran. Yo con respecto a eso, estoy contento por cien no, por más, si le dieran más.

Pero es que la gente compara, por ejemplo con respecto a lo que te dieron a ti, o lo que le dieron a Puig.

No se trata de eso. El problema está en que nosotros mismos, los que vinimos antes, hemos elevado el valor del pelotero cubano aquí en las Grandes Ligas. Eso incluso nos conviene, porque por ejemplo a Céspedes, con todo lo que está haciendo,… tenía los Oakland en la pelea… doble ganador del derby de jonrones, casi 100 impulsadas… el año que viene cuando sea agente libre, si a Tomás le dieron cien millones, a Céspedes van a tener que darle ciento y treinta por lo menos. Mirándolo fuera de los números, esa es nuestra responsabilidad: seguir haciendo lo que estamos haciendo; aportando todo lo que estamos aportando a nuestros equipos. Otro que pudiera ganar mucho más cuando termine su contrato es Puig. Puig tiene las mismas condiciones, y pudiera estar haciendo las mismas cosas que Mike Trout por ejemplo, pero Puig tiene otro carácter y eso atenta un poco contra su desempeño, pero es un tremendísimo pelotero.

La gente habla de otro cienfueguero que viene arrasando; Moncada. Es rápido, tiene poder, batea bien a las dos manos…

Moncada tiene que pasar por el Draft. Él no tiene las Series Nacionales que necesita para entrar directamente como entré yo, por ejemplo. Según me dicen está en Dominicana, y él allí, aún, no tiene papeles. Allí cualquiera te infla y te hace un cuento, y te dice “tú puedes ganar tanto” y tú llegas incluso a creértelo. Ese no es el punto. El punto es que hay que trabajar. Hay que entrenar, para conseguir lo que tú mereces conseguir y no lo que un tipo de la calle te diga. Es un país complejo ese. Incluso, se sabe, juegan sucio a veces y te “puyan” y cuando salen los análisis ni tú mismo sabes cómo fue, porque hasta en un vaso de refresco te “puyan” y no te das cuenta, porque a ellos lo que les interesa es coger su dinero. Lo que suceda después contigo no es asunto de ellos.

Ahora que hablas del entrenamiento. ¿Cómo te entrenabas allá y cómo te entrenas aquí?

Lo principal, tanto allá como aquí, es no hablar y sí, trabajar y trabajar. Yo me aparezco en el estadio dos horas antes. Tengo mi disciplina en ese sentido. Este es un campeonato verdaderamente largo, con mucho ajetreo. Avión pa aquí, avión pa´ allá. Hoy duermes en una ciudad en el este, y al otro día duermes en una que está en el oeste. Así que yo desde siempre, trato de estar en forma.

Además, hay otros aspectos y uno fundamental: esto no es Cuba. Aquí hay que entrenar. Esto es completamente distinto y mientras más fama tienes más tienes que cuidarte. Nada de fotos de fiestas, y mucho menos que te vean con una bebida en la mano. No faltar a los entrenamientos. No llegar tarde. Esto, como digo yo, es un mundo americano, y en cada problema que te metas ellos automáticamente te van ir quitando dinero. Tú mismo te desvalorizas y cuando te quieran hacer daño, te mandan para Triple A, y es muy duro, después de haber llegado donde estás, después de haber pasado lo que pasaste para llegar donde estás, que caigas en una liga inferior. Aunque te paguen lo mismo, pero estás allá abajo.

Clayton Kershaw… el astro de los Dodgers. Le diste un jonrón la primera vez que enfrentaste al quizás mejor pitcher de la MLB.

Para mi Kershaw no es el mejor; al menos para mi no ha sido difícil. El más difícil para mi es Scherzer. No le he podido dar jonrón. Lo que más he hecho ha sido darle 3 hits, que se los di en Chicago la última vez, pero gracias a Dios no nos ha pitcheado más (ríe) Y le dí los tres hits, porque yo le doy duro a la bola (sonríe) Mira, …la primera vez que me enfrenté a Detroit, que tiene un staff de pitcheo asombroso* le di jonrón a Verlander, y a este – Scherzer – le di tubey, pero con los dedos… ¡que dedos! con la uña… ¡con el filo de la uña! Pero como equipo, el que tiene el pitcheo más difícil, es Kansas City. **

¿Y este que hoy te dio la base por bolas. Grant Balfour. Al que le diste el jonrón con las bases llenas y lo dejaste al campo y echando centellas por la boca mientras caminaba hacia el dugout… ¿no le tienes un cariño “especial”?

Hoy se cuidó bastante… pero es un buen pitcher también.

Has tenido varias rachas de hits y muy pocos slumps. Subiste de promedio mes tras mes. Te has mantenido. La lógica indica que siempre hay una caída…

Bueno, fallé dos días seguidos ahora contra el pitcheo de los Royals.

Pero eso no puede considerarse un slump. Lo que iba a decirte, … en Junio, una de las voces más autorizadas en el béisbol estadounidense Peter Bjarkman, dijo respecto a tus números algo así como que “los habías logrado tras el choque cultural, el choque de una pelota distinta, en unos meses fríos, alejado de tu familia, y sin saber hablar inglés; que con el transcurso de los días – una vez que llegara tu familia, una vez que llegaran los meses más cálidos – los números serían mejores. No se equivocó él. Y en realidad quienes te conocemos desde hace años, sabíamos que sería así.

Me fue muy difícil el comienzo. Esa es la verdad. Y todavía hay cosas que debo mejorar. El inglés por ejemplo. No tengo mucho tiempo libre. No es que me haya olvidado de nadie, pero la gente debe entender que este es un proceso largo. Yo, ahora que ya están “mis viejos” aquí, trato de enfocarme en aprender el inglés. Es algo que me falta.

Por fin, ¿has asistido a algún concierto de tu cantante preferido Alvaro Torres?

Me gusta (sonríe) pero no he podido ir a los conciertos que ha dado aquí en Miami, porque yo no he estado aquí, pero iré… ¡claro que iré! El que sí fue a cantar a Chicago fue Juan Gabriel, y coincidió que yo estaba allá, pero realmente me dio hasta miedo ir por ahí en el carro, sin hablar inglés… capaz que un tipo me hable en inglés, y yo ¿qué le voy a decir? (vuelve a sonreír) ¿i got it? ¿what do you do? (ríe a carcajadas) pero sí, ahora cuando termine el campeonato, me tomaré un tiempo para ir a verlo. Yo se que se presenta mucho en The Place. En este mes de octubre que será de descanso total me tomaré un día para ir a verlo.

Otra cosa que quiero hacer es reunirme con los cienfuegueros ahí en Miami, en el estadio ese que me llevaron la otra vez apenas llegué ahí. Hacer una pequeña actividad, divertirnos un rato, compartir con ellos. Yo tengo ahí unos pullovers que quiero llevar para regalarlos. Quiero darle la oportunidad a todos ellos, que me apoyaron tanto. Que siempre me han apoyado y seguido en esta carrera, para lograr estos resultados, porque créanme, estos resultados pertenecen a todos ellos; y quiero pasar un buen momento con ellos. Se lo merecen. Compartir con ellos es importante para mi.

¿Cómo te sentiste esa vez?

Cuando estuve ahí con ellos, me pareció que estaba en Cienfuegos. Camisetas de Cienfuegos por aquí, camisetas de Cienfuegos por allá. aunque no sea la realidad, aunque se que no estaré en Cienfuegos, es algo que se asemeja bastante.

Y para los que no podrán asistir, para los que aun se encuentran allá en Cuba, en Cienfuegos ¿quisieras enviarles un saludo?

Un saludo para ellos también claro. Que sepan que lo que estamos haciendo aquí es para que ellos se sientan bien. Yo se que hay mucha gente, especialmente en Cienfuegos. Créanme, que siempre van a tener en José Dariel Abreu al elefante mayor, dando el máximo para obtener los mejores resultados… y un saludo al grande, Iday Abreu, que te repito, es mi padre.

Y a Peter… ¿tienes algo que decirle?

Peter… coño, … créanme que los momentos que tiene uno aquí… y quizás me he apartado un poco de esas cosas, por el rigor que lleva uno aquí, eso todos lo conocemos, pero siempre están y estarán en mi corazón todas esas personas que de una forma u otra, fueron queridas por mi, y siempre van a ser queridas por mi. Créanme que cuando termine la temporada, voy a tomarme unos días para recuperar todo eso. Tendré el tiempo que no tuve en la temporada para llamarlo, y conversar con todos los que de una forma u otra me han ayudado en este proceso, porque … a pesar que ellos no están cerca de mi, créanme que el resultado es de ellos también.

¿Ahora, en algún momento de esos en que pisas el home tras dar un jonrón, buscas a Peter en la multitud?

Ha sido difícil, duro… Peter era una persona que siempre estaba ahí, cerca de mi, que siempre estaba incluso en el dugout, dándome apoyo, hasta el momento en que me fui. No ver a Peter en el terreno se me ha hecho difícil. Bastante difícil. pero por suerte, ahora también tengo otras personas y me siento como en familia también.

Llega el momento de la despedida. Nos estrechamos las manos. Nos decimos algunas cosas que no pueden ir en esta entrevista. Cuando va saliendo hacia la calle, veinte o treinta personas, se aproximan al vehiculo. Llueve. Poco, pero llueve. El carro se detiene, y Pito comienza a firmar una a una las pelotas que le van alcanzando. Le tomo unas fotos. No se si me sirvan, pero al menos me enorgullece, que bajo la lluvia, lo hayan esperado. A fin de cuentas, ¿fue mi culpa no?

Anuncios

Un pensamiento en “ENTREVISTA A PITO ABREU 14/10/2014

  1. a PITO ABREU LO CONOCÍ Y SÉ QUE ES GRAN PERSONA, QUE SE CUIDE Y QUE NO OLVIDE A LOS AMIGOS, DE Daniel Juárez DE PUEBLA, MÉXICO, EL TELÉFOMO DE CASA ES 222 2364688 ojalá lo reciba, chao y felicidades por la entrevista a PITO, CHAO.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s