El béisbol no debe andar divorciado de la identidad (7/1/2015)

Se puede o no estar de acurdo con los nombres de nuestros equipos de baseball

Creado en Miércoles,

Escrito por Luis Martínez Cruz y Rolando Sarmiento Conde

Tomado del periódico Guerrillero

Hace algún tiempo se aboga en nuestro país por la identidad, por el conocimiento de la historia local y de aquellos elementos autóctonos que nos identifican según la zona o región del territorio donde vivamos.

El Pitcheo de los Pinareños.

El Pitcheo de los Pinareños.

Quisiéramos referirnos a alguno de los sobrenombres dados a los actuales equipos de béisbol, los cuales en su mayoría guardan muy poca relación con el valor semántico en lo que a identidad se refiere.

Identidad es el conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elemento cohesionados dentro de un grupo social, y que actúan como sustrato para que los individuos que lo forman puedan fundamentar su sentimiento de pertenencia.

Según lo antes expuesto, y aunque muy tratado por locutores, especialistas deportivos y otros medios, esta problemática de falsas o incorrectas nominaciones perdura, y nos preguntamos: ¿Hasta cuándo?

Somos de la modesta opinión, que más allá de ser el béisbol el pasatiempo nacional, o la pasión de los cubanos, este ha devenido en patrimonio deportivo de nuestro país; entonces, ¿por qué tantos disparates (por llamarles de algún modo) a las incorrectas nominaciones dadas a algunos de nuestros equipos?

Como pinareños, nos haremos el harakiri, como los antiguos samuráis japoneses. Comenzaremos por nuestro equipo:

1-Tsunami.

2- Lobos.

3- Vegueros.

Tsunami: Es un vocablo japonés, asociado a terremotos que producen olas que han devastado islas o ciudades en el continente asiático, o lo que es lo mismo, sinónimo de desastre. Bastante tenemos los que vivimos en esta región con los ciclones, que por mala fortuna nos da la natura en cada temporada, para retomar otro fenómeno climático que nada tiene que ver ni con Pinar, ni con nuestra condición de pinareños.

Lobos: Con tantos animalitos salvajes que pululan en nuestra foresta, muchos de ellos endémicos de Cuba, e incluso privilegios exclusivos de nuestra provincia, ¿por qué tener que importar al lobo? Aunque no tengo nada en contra de él, este es oriundo de otras latitudes, y pienso que no es un logotipo que en verdad nos pueda identificar.

Vegueros: Este sí. Desde tiempos inmemoriales, los fértiles campos de nuestra hermosa provincia, agrícola por tradición, devinieron en excelentes vegas, que han llegado a convertirse en las mejores tierras para la producción del tabaco, considerado desde hace mucho el mejor del mundo, sin discriminar en este análisis a Remedios y Cabaiguán, donde también existe una excelente cultura de la aromática planta.

Si continuamos el análisis, que no pretendemos hacerlo con otros tan detallados como el realizado a nuestro equipo, encontraremos animales de todo el mundo en la identificación de la mayoría de nuestros equipos de pelota, y que nada tienen que ver con nuestra tan rica fauna. Por solo citar algunos, encontraremos leones, elefantes, lobos y tigres.

Nuestra inconformidad no es absoluta, pues soy de la opinión de que no todos los equipos tienen falsas identificaciones. Por ejemplo, el equipo de Matanzas y sus fanáticos tienen como mascota al cocodrilo, que es un animal que vive en esta zona del país. Este es un ejemplo positivo, suena bien y es bien acogido por la afición porque es un elemento que les identifica. Felicidades.

Siempre hay en cada lugar o rincón del país elementos identitarios que positivamente pudieran nominar a cada equipo. Recordamos desde niños algunos que menciona-remos para que puedan darse cuenta de nuestra inquietud. Identificadores de equipos pudieran ser: Forestales, Vegueros, Metropolitanos, Mineros, Citricultores, Henequeneros, Constructores, Ganaderos, Azucareros, Serranos, Pineros, Niqueleros, Arroceros, Toronjeros, Cafetaleros, Alfareros, Tinajeros; en fin, las variantes pudieran ser muchas según la región del país.

Para concluir, opinamos que debería existir un momento de reflexión en este sentido y llegar a un consenso para el bien del béisbol. Sería bueno que la Comisión Nacional, conjuntamente con las comisiones provinciales, las direcciones de Patrimonio en cada provincia, y la propia población, mediante encuestas, lograran unificar criterios e institucionalizar el sobrenombre que debe llevar el equipo de cada provincia del país.

Anuncios

2 pensamientos en “El béisbol no debe andar divorciado de la identidad (7/1/2015)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s