El Tokio Dome y… El Clásico Mundial

Tomado del artículo de: Oscar Sánchez Serra

Publicado en CUBADEBATE

La escuadra japonesa, bicampeona del Clásico Mundial de Béisbol, disfrutará de nuevo de las ventajas de organizar el evento en su territorio.

Actuar de anfitrión no solo brinda el respaldo de la afición local, sino que da otra considerable ventaja, el dominio del escenario de juego. Ese beneficio lo tendrá la escuadra de Japón, que al margen de ello es considerada por no pocos como una de las favoritas a instalarse, por cuarta ocasión consecutiva, en las semifinales de un Clásico Mundial (CM).Yomiuri-Giants-Logo

Como se sabe, el grupo B del CM 2017 encontrará asiento en el majestuoso Tokio Dome, la casa de los Gigantes de Yomiuri. Sin embargo, de ese equipo, el más mediático de la NPB (Liga profesional japonesa), la selección nipona solo cuenta con tres jugadores, aunque el resto le es lo suficientemente familiar para saberle todos sus secretos.

Es el estadio más importante de esa nación y un ícono de su ciudad. Posee capacidad para 55 000 aficionados y hospeda al Salón de la Fama del Béisbol de ese país.

También es conocido que es un terreno techado y la superficie que lo cubre es una estructura soportada por aire. Fue inaugurado el 17 de marzo de 1988 y aun cuando la pelota es su razón de ser acoge a otras disciplinas deportivas y a expresiones artísticas como grandes conciertos. El primer artista extranjero en presentarse en sus predios fue Michael Jackson, en diciembre del año de su apertura.

Su superficie es artificial, lo que hace que la pelota ruede a grandes velocidades, si bien evita cualquier variación brusca de su trayectoria o lo que conocemos bien los cubanos como una piedra contraria en el camino del fildeador.

alfredo-despaigne- Jonronazo

Alfredo Despaigne

Jugar frente a los japoneses en ese recinto es enfrentarse no solo al altísimo nivel de la escuadra local, sino a una afición que no para de apoyar a los suyos con cánticos y sincronizadas descargas de tambores e instrumentos de vientos. Destaca en esa banda sonora que para cada jugador local hay una pieza musical.

Y no solo son los de casa los que gozan del favor de la simpatía de ese graderío. Por ejemplo, en el 2013, los cubanos fueron testigo en la edición anterior de esta lid, del apoyo que recibió el holandés Wladimir Balentien, jugador no del Yomiuri, sino del Yakult Swalows. Ahora veremos si Alfredo Despaigne, quien militó en la pasada temporada en ese circuito con los Marines, de la ciudad de Chiba y en la próxima lo hará con el Softbank de Fukuoka, es depositario del mismo frenesí.

Algo que siempre llama la atención en los parques cubiertos es la altura del techo. El Tokio Dome tiene 56 metros y no es el más alto de Japón, pues el de Osaka tiene 83 y el de Nagoya 67.  Por las líneas, el campo exhibe 328 pies y por el jardín central 400. Por este recinto han pasado los tres clásicos anteriores.

Frank Camilo 09087

Frank Camilo

Para los cubanos, Frederich Cepeda, Frank Camilo Morejón, Vladimir García, Leandro Martínez, el receptor de práctica Raúl González (que pudiera convertirse en uno de los 28 en alguna etapa) y por supuesto para Despaigne no es nada desconocida la sede. Ellos estuvieron en la versión precedente hace cuatro años. El resto lo verá por primera vez.

Y ya el CM 2017 tiene también su pelota oficial, una Rawlings que según la cuenta oficial de twitter del torneo
@WBCbaseball, lleva el logo del certamen impreso en color dorado en una de sus caras.

Para calentar el terreno de pelota, ESPN hizo una selección de los diez mejores peloteros en los tres CM anteriores y en esa prestigiosa lista aparece un cubano, el ya legendario Frederich Cepeda, quien además la encabeza. El espirituano llega a su cuarto evento de este tipo siendo líder en jits (31), además con seis jonrones y 23 carreras producidas.

Completan la decena vanguardista el lanzador japonés Daisuke Matsuzaka; su coequipero Hichiro Suzuki; Robinson Cano, de República Dominicana; el estadounidense David Wright y Ken Griffey Jr; el mexicano Jorge Cantú; el venezolano Miguel Cabrera; el puertorriqueño Carlos Beltrán, y el canadiense Justin Morneau.

EMPATE A TRES CARRERAS

El equipo cubano de béisbol logró en la madrugada de este viernes en nuestro país una remontada en el octavo episodio para empatar a tres carreras el juego preparatorio que desarrolló en el Osaka Dome contra el equipo profesional japonés Búfalos de Orix.

Cuba conectó en el choque siete jits frente a 11 de sus oponentes, y no cometió errores, mientras los japoneses se anotaron uno.

Los Búfalos anotaron a cuenta gotas en las entradas cuatro, seis y siete.

Cuba enfrentará este domingo a los Leones de Seibú, otra escuadra profesional nipona, como cierre de su labor en esta urbe, desde donde viajará ese mismo día hacia Tokio, sede del grupo eliminatorio en que además de los anfitriones tendrá que medirse con China y Australia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s