El nuevo Sistema de Traspasos desfavorece otra vez a la NPB

Tomado de Béisbol Japonés

El nuevo Sistema de Traspasos acordado ayer entre las Grandes Ligas, su Asociación de Peloteros y la NPB vuelve a desfavorecer, tal como lo hizo en su versión anterior, a los clubes del circuito nipón.

Como excepción, las tres partes aprobaron que los Luchadores de Nippon Ham reciban 20 millones de dólares por dejar en libertad a su principal estrella, el fenómeno Shohei Otani, pero a partir de 2018 esa opción desaparecerá del convenio.

El nuevo sistema establece, entre otras cosas, una serie de porcentajes que los equipos japoneses podrán recibir a cambio de permitir que sus mejores jugadores se vayan a las mayores.

Si el contrato que recibe el pelotero japonés cuando firme con un conjunto de la Gran Carpa es menor a 25 millones de dólares, el club al que éste pertenece obtendrá el 20 por ciento del mismo como compensación. Para contratos entre 25 y 50 millones, ese porcentaje bajará a 17,5%, y si el pacto supera los 50 millones, entonces disminuirá a 15%.

 

Masahiro Tanaka 09000001.jpg

Masahiro Tanaka

Por ejemplo, si Masahiro Tanaka hubiese firmado con los Yanquis de Nueva York bajo las reglas del nuevo sistema, su club en Japón hubiese recibido el 15 por ciento del total de su contrato. Ese pacto fue de 155 millones, por lo que Rakuten hubiese recibido un poco más de 23 millones por dejarlo en libertad.

En aquella ocasión, Rakuten recibió sólo 20 millones, por lo que en teoría la nuevas reglas representan una ganancia para los equipos de la NPB, pero eso está lejos de ser el caso ya que en un mercado libre el club nipón podría recibir mucho más.

El sistema original, establecido en 1998 y que estuvo vigente hasta 2013, le otorgaba los derechos de negociación del pelotero japonés al club de MLB que ofreciera más dinero en una subasta anónima. Sigue leyendo

Anuncios

Los 10 mejores jugadores en la historia del Clásico Mundial.

Tomado de Béisbol en Cuba

En tres ediciones pasadas del Clásico Mundial de Beisbol han pasado grandes e históricos peloteros, aunque en el torneo algunos han quedado cortos de las expectativas.Logo clasico-mundial-de-beisbol-2017.jpg
Algunos otros, impulsados por el amor a sus colores nacionales han dado más de lo que muchos hubiera esperado.
También hubo peloteros que supieron mantener su nivel de juego en la alta competencia internacional.
A continuación, los 10 mejores peloteros a considerar por su desempeño en el Clásico Mundial de Beisbol.

1. FREDERICH CEPEDA (Cuba)

cepeda-internet 16

Para muchos, el mejor pelotero de Cuba

Cepeda puede jactarse de ser el pelotero más productivo a la ofensiva en la joven historia del Clásico Mundial de Beisbol.

En sus tres participaciones en el torneo, el jardinero y bateador designado de Cuba fue sinónimo de consistencia.

En 26 turnos al bate en el 2006, el cubano conectó 10 imparables, incluidos dos jonrones y par de dobletes para terminar con promedio de .385 y ocho carreras producidas.

Tres años después, Cepeda regresó con otros 12 imparables, tres jonrones y 10 anotaciones empujadas para un impresionante .500 de promedio en 24 turnos de nueve partidos. Sigue leyendo

Los siete lanzadores que han llevado el peso de Cuba en los Clásicos.

Tomado de Béisbol en Cuba.

Norberto González 09555.jpg

Norberto González

Encabezados por el zurdo Norberto González, siete lanzadores cubanos han trabajado más de diez episodios a lo largo de las tres ediciones anteriores del Clásico Mundial de Béisbol.

El siniestro cienfueguero asistió a todas las versiones efectuadas hasta ahora y laboró la friolera de 17.0 entradas, cantidad solo superada por ocho monticulistas con el japonés Daisuke Matsuzaka (27.2) a la vanguardia.

González relevó 11 desafíos con respetable efectividad de 2.65, aunque nadie ha podido olvidar el bambinazo que le pegó el holandés Andrelton Simmons en el duelo que terminó eliminando a Cuba cuatro años atrás.

lazo

Pedro Luis Lazo en el Clásico

Participante en las dos primeras versiones del evento, el pinareño Pedro Luis Lazo estuvo 15.2 innings en el box con PCL de 4.02 y foja de un triunfo y dos salvados, más relación de 13-5 en materia de ponches-boletos.

Detrás se ubica el espirituano Ismel Jiménez, que en 13.2 capítulos se acreditó dos éxitos y un patinazo a lo largo de las ediciones II y III, en faena coronada por promedio de 3.29 y 14 ponchetes contra solo tres bases por bolas.

La relación continúa con el héroe del vicecampeonato logrado en 2006, Yadel Martí. En su única intervención en la lid el habanero no admitió carrera en 12.2 episodios, ganó un choque, rescató dos y limitó las ofensivas oponentes a seis hits. Encima, estrucó a 11 rivales, “caminó” a cuatro y fijó un WHIP escandaloso de 0.79. Sigue leyendo