Los 10 mejores jugadores en la historia del Clásico Mundial.

Tomado de Béisbol en Cuba

En tres ediciones pasadas del Clásico Mundial de Beisbol han pasado grandes e históricos peloteros, aunque en el torneo algunos han quedado cortos de las expectativas.Logo clasico-mundial-de-beisbol-2017.jpg
Algunos otros, impulsados por el amor a sus colores nacionales han dado más de lo que muchos hubiera esperado.
También hubo peloteros que supieron mantener su nivel de juego en la alta competencia internacional.
A continuación, los 10 mejores peloteros a considerar por su desempeño en el Clásico Mundial de Beisbol.

1. FREDERICH CEPEDA (Cuba)

cepeda-internet 16

Para muchos, el mejor pelotero de Cuba

Cepeda puede jactarse de ser el pelotero más productivo a la ofensiva en la joven historia del Clásico Mundial de Beisbol.

En sus tres participaciones en el torneo, el jardinero y bateador designado de Cuba fue sinónimo de consistencia.

En 26 turnos al bate en el 2006, el cubano conectó 10 imparables, incluidos dos jonrones y par de dobletes para terminar con promedio de .385 y ocho carreras producidas.

Tres años después, Cepeda regresó con otros 12 imparables, tres jonrones y 10 anotaciones empujadas para un impresionante .500 de promedio en 24 turnos de nueve partidos. Sigue leyendo

¿Por qué pasan estas cosas en mi CUBA? (18/6/2015)

Griffey Jr y Larkin NO, Segio Ramos SÍ: Cuba y su disfuncional relación con el béisbol

Tomado de Universo Baseball

Por Reynaldo Cruz

Sergio Ramos no es el culpable

Sergio Ramos no es el culpable

Habrá que pedir perdón, en algún momento, y hacerlo públicamente, pero luego de ver el trato que se le ha dado al futbolista del Real Madrid y de la selección de España Sergio Ramos, de seguimiento mediático, de presentación con La Colmenita incluida, de inclusión en la página de deportes del periódico Granma, no puedo sentirme más avergonzado del trato que se llevaron en mi país dos grandes del béisbol como Ken Griffey Jr y Barry Larkin, quienes pasaron por Cuba totalmente desapercibidos, y habría sido en silencio de no ser por Michel Contreras y Cubadebate.

¿Cuál fue su pecado? Ser norteamericanos, jugar en el béisbol de Grandes Ligas, y sentirse orgullosos de ser norteamericanos y de haber brillado en el mejor béisbol del mundo. Sigue leyendo